miércoles, 17 de septiembre de 2014

Ebola y comercio internacional

No sólo los movimientos de personas de la zona afectada por el ébola se han visto reducidos en los últimos meses. También los movimientos de mercancías, lo que está generando otro efecto negativo adicional sobre los países en los que el ébola está acabando con la vida de muchas personas. Como nos indica Puentes, entre estos posibles efectos negativos adicionales está:
La principal temporada de cosecha para cultivos clave como el maíz, la yuca y el arroz está prevista para algunas semanas más. No obstante, las propias restricciones al movimiento de personas han reducido la mano de obra en las granjas, por lo que podría evidenciarse un serio impacto a la producción de cereales.

De acuerdo a la FAO, el cierre y aislamiento de algunos pasos y áreas fronterizos entre estos países ha resultado en una escasez de suministros y en el alza de los precios de los alimentos. De hecho, la yuca de Liberia incrementó su valor en un 150% solo en las dos primeras semanas de agosto.

Por otra parte, los tres países mencionados son importadores netos, por lo que la reciente depreciación de sus monedas podría desarrollar una presión inflacionaria en los precios domésticos de los alimentos, particularmente en Sierra Leona y Liberia donde las tasas de cambio son más volátiles y el consumo de alimentos depende fuertemente de la importación de cereales.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los peligros que se atisban son lógicos. Pero, ¿qué va a pasar con los estabilizadores como la ayuda que acaba de enviar el GBM? (En el siguiente link se detalla la ayuda).

http://www.bancomundial.org/es/news/press-release/2014/09/16/ebola-world-bank-group-approves-grant-faster-epidemic-containment-guinea-liberia-sierra-leone.

¿Será suficiente para contrarrestar la crisis económica de África occidental?
Por supuesto que soy de la opinión de que las donaciones ayudarán. Sin embargo, creo que las dificultades económicas que atraviesan esos países se deben más a una crisis de confianza causada por el miedo que tienen otros países por ver posibilidades de contagio al comerciar con los países afectados.
Creo que una medida que se debería tomar es que los flujos internacionales proveyeran de capital a posibles focos donde se pudiera desarrollar un producto que curara la enfermedad. Un ejemplo y esperanza reciente se encuentra en el famoso "suero" experimental.